Vestido del Novio

Vestido del Novio

 

El prejuicio podría llevar a pensar que definir la indumentaria masculina para una boda es una tarea sencilla. Sin embargo, la existencia de diseñadores especializados en el tema es una demostración de que se trata de una labor compleja.

Para introducir a los hombres en el muy elaborado mundo de los trajes de novio, Fernando Salazar nos guía en un recorrido por distintos aspectos del diseño de estas piezas de vestir; un verdadero mundo por explorar en el que terminan siendo muy válidos argumentos que las novias tienen muy claros, como que casarse es un evento único y tan especial, que requiere tener control sobre muchos detalles.

“Yo estoy enfocado en que la gente, que es la que lleva la ropa al final, se sienta satisfecha, se sienta llena con lo que está llevando. Cada persona decide qué quiere transmitir con su cuerpo y el vestuario hace parte de toda esa comunicación de la persona. Uno no se puede poner una cosa con la que no se siente cómodo”, enfatiza el diseñador.

Entonces, ¿qué debe tener en cuenta un novio sobre su indumentaria para tan importante evento? Salazar nos comparte su conocimiento experto.

“Para el hombre que quiere casarse de día, al aire libre, en un marco campestre, las fiestas en lino siguen estando vigentes: guayaberas o camisas en lino con diseño y pantalones en este mismo material. Nuestro clima ayuda a que usemos algo así”.

En la noche, en un evento de salón, en cambio, las circunstancias aportan un cambio en el estilo. Salazar aclara que si se trata de un evento formal al que los invitados van a ir de traje y corbata, el novio puede salirse del esquema del esmoquin, pero “tampoco debe ir con un traje normal de oficina”. En esos casos, la diferencia se puede marcar con “las texturas y las calidades de la tela o con detalles un poco más brillantes, en los mismos colores sobrios de los invitados, pero con brillo (detalles en las solapas, en las tapas de los bolsillos o en los botones)”. También recomienda marcar una distinción con un chaleco o una corbata delgada.

“El corbatín se utiliza solamente en el esmoquin y cuando el novio usa una prenda de éstas, todo el mundo debe hacerlo. El novio no puede estar de esmoquin y los invitados de corbata. Allí, el novio tendrá detalles en la confección de su traje, para crear diferencia frente a los invitados. Se pueden mezclar texturas o se puede trabajar con contrastes de brillo y mate. Lo ideal es que sea una prenda única”, comenta Salazar.

… ¿y respecto a las corbatas?

“Dependen mucho del traje. La propuesta mía es hacer más monocolor. No un traje gris con una corbata amarilla para el matrimonio, pues no va a salir. Más bien, traje gris, corbata plata y camisa blanca, que es muy formal. Lo que sí es posible, para los novios, es que las corbatas sean un poco más delgadas (6 cm. por ejemplo), preferiblemente sin líneas o si las tienen, en la misma gama de color del resto de la corbata”.

“Para los más formales, que quieran hacer algo diferente, si no quieren llevar el corbatín que es común, entonces ya hay corbatas de ceremonia que son unas corbatas diferentes o existen también los fulares, que son un accesorio interesante para llevar”.

Los accesorios son un complemento muy elegante
Al respecto, Salazar aclara que son pocas las opciones utilizadas. “A veces se utiliza una flor muy pequeñita o un boutonniere en la solapa y en la camisa, puede tener puños para mancornas, que son muy elegantes”.

www.rochafotografia.com

Filled Under : Consejos

Comentarios de Facebook:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>